Movimientos socio-políticos 2.0, la era de Instagram

Movimientos socio-políticos 2.0, la era de Instagram

 

Durante el siglo XXI, muchos son los que han ido pasado de la televisión a las redes sociales, utilizándolas como su principal fuente de noticias y entretenimiento. Celebrities, deportistas, artistas e incluso los políticos se han subido al carro.

Los partidos políticos de todo el mundo están aprendiendo que, junto con la publicidad en medios tradicionales como la televisión y los periódicos, deben invertir en marketing digital si quieren competir con sus partidos rivales. En los últimos años, se ha visto una gran aceptación en los partidos del Reino Unido y Estados Unidos, en particular, utilizando campañas en las redes sociales para derrotar a sus oponentes. En España, es algo que también se está cociendo a fuego lento en los últimos años.

Los políticos estadounidenses en Instagram, Facebook, Twitter y Snapchat no son para nada un fenómeno nuevo, incluso se han creado movimientos socio-políticos de gran envergadura.

 

Políticos y sus primeros pasos en redes sociales

El 4 de Noviembre de 2008, Barack Obama ganó la presidencia de los Estados Unidos por una aplastante victoria (por un margen de casi 8,5 millones de votos). Se considera que fue la primera presidencia en el mundo en utilizar Internet, y en particular las redes sociales, de forma masiva y profesionalizada.

Recordemos, antes que nada, que en 2008 Facebook tenía 145 millones de usuarios mensuales (MAU) en lugar de los 2,3 billones actuales; Twitter en Español aun no existía e Instagram no aparecería hasta dos años más tarde.

Una de las claves para convertir a la gente común en voluntarios, donantes y defensores comprometidos (llegó a recaudar 650 millones de dólares en fondos provenientes de 3 millones de donantes) fue utilizar las las redes sociales, la promoción por correo electrónico, los mensajes de texto y el vídeo online como vehículos de comunicación organizada. Fue la primera campaña online.

obama_blog

Comparado con la campaña del candidato republicano John McCain, La página web de Obama recibió el doble de visitas, los visionados de Youtube 4 veces más, cinco veces más fans en Facebook y diez veces más voluntarios que ayudaron de forma online.

Las lecciones de esa campaña fueron:

- Empezar temprano
- Construir a escala
- Innovar dónde y cuando sea necesario (pero lo que ya funciona utilizarlo bien).
- Facilitar que la gente busque, encuentre y comparta contenido relevante.
- Segmentar bien (ciudades, tipos de audiencias…)
- Optimizar constantemente lo que estaba ocurriendo para potenciar oportunidades.
- Integrar redes sociales y comunicación online en todos los elementos de la campaña

Más de diez años más tarde, con las redes sociales actuales, estas buenas prácticas siguen estando vigentes.

Su presidencia, marcó también una nueva forma de comunicarse con los ciudadanos, a través de la red de partidarios que fueron reclutados, organizados y canalizados durante la campaña. Obama fue el primer presidente que “gobernó con un smartphone”, marcando un antes y un después en el mundo político al respecto de entender y utilizar el potencial de las Redes Sociales.
 

Movimientos socio-políticos y su repercusión en redes

Con millones de personas pegadas a WhatsApp, Instagram, Facebook, Twitter, y otras aplicaciones, las redes sociales se han convertido en una fuerza política y cultural cada vez más poderosa, a tal punto que sus efectos están alterando el desarrollo de los sucesos mundiales.

A lo largo de gran parte de la última década, hemos visto como surgen en todo el mundo movimientos socio-políticos que reciben el poder de la red. Hubo una Revolución Verde en Irán, seguida por la Primavera Árabe en Medio Oriente y el norte de África. En Estados Unidos, el movimiento de Occupy Wall Street y en España, el 15M sin ir más lejos, que fue Trendic Topic durante días en Twitter.

Primavera árabe

La Primavera Árabe es un término popular utilizado para describir el movimiento revolucionario de manifestaciones y protestas, y las guerras civiles en el mundo árabe que comenzó el 18 de diciembre de 2010 en Túnez y se extendió a todos los países árabes. Túnez y Egipto se convirtieron en el centro de esta revolución, y luego pasó a incluir a Libia, Yemen, Bahrein, Siria, Argelia, Irak, Jordania, Kuwait, Marruecos, Sudán, Mauritania, Omán, Arabia Saudita, Yibuti, Sahara Occidental y Palestina.

arab_spring

El movimiento revolucionario de la juventud yemení comenzó a cambiar el sistema mediante la movilización de la población y la acción social. Facebook tuvo una relevante importancia en la revolución y cómo los jóvenes yemeníes usaron Facebook para atraer a más seguidores, mantener ese espíritu y conectar con familiares.

Facebook en la primavera árabeFuente: Int. J. Soc. Sc. Manage. Vol. 5, Issue-1: 5-9 y Arab Social Media Report Dubai School of Government http://www.dsg.ae)

 
El 15M

En el año 2011, nació el movimiento 15M y miles de españoles se conectaron a Twitter para informarse de convocatorias, organizarse para las acampadas, gestionar encuentros en plazas públicas de toda España para protestar por el detrimento progresivo de su estado de bienestar social. Viéndolo con 8 años de perspectiva, Twitter jugó un importante papel en la difusión de la información, en las convocatorias y en la organización del movimiento 15M. Todo alrededor de esta red social estaba orientado a crear tendencia en los hashtags para visibilizar el movimiento y a invitar a las actividades programadas, exponer los lemas e informar de los espacios físicos disponibles. Se recopilaron unos 560.000 tuits publicados por unos 85.000 usuarios de Twitter entre finales de abril y finales de mayo de 2011. Algunos hashtags más populares fueron: #15M y #SpanishRevolution

15m_revolution

Instagram en política 2020

Con casi 10 años de distancia entre estos movimientos y el panorama actual, las redes sociales han evolucionado y mientras Facebook y Twitter habían sido los reyes de la conexión entre la política y la proliferación de movimientos socio-políticos del pueblo, Instagram irrumpe para quedarse con el trono y evoluciona hacía una nueva era social.

Como contexto, cabe recalcar que Facebook no es solo la red social del mismo nombre, es una compañía de 55B$ de facturación en 2018, propietaria también de Instagram (1,1B de usuarios/mes), WhatsApp (1,5B) y Messenger (1,4B). Es la red social líder y la familia de productos en redes sociales líder sin igual. Esto es especialmente relevante al valorar la cantidad y calidad de información sobre audiencias de que dispone. Los datos de esta audiencia, como siempre se recuerda, no están a la venta, pero sí lo está el acceso a la misma a través de Facebook Ads, que a su vez gestiona Instagram Ads. Esto significa que la calidad de la audiencia a quien queremos impactar es infinitamente superior a la de cualquier otro medio, digital o tradicional. Y esto se traduce en mejores resultados, tanto en efectividad como en eficiencia de costes.

Ante esta búsqueda de calidad, surgía cada vez más entre los usuarios el miedo a su privacidad. Mucho ha tenido que ver el Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea (GDPR) que entró en vigor hace poco menos de un año para mejorar la protección de datos personales, en que políticos y celebridades del mundo estén mostrando su día a día y su cara más humana en el grupo Facebook.

La aplicación de Instagram, que Facebook compró en 2012 por 1 billón de dólares, ha estado dominada en gran medida por celebrities y "personas influyentes" con grandes seguidores, que a menudo son pagados por las marcas para promocionar sus productos. Muchos han intercambiado intimidad, permitiendo a los fans entrar en su vida cotidiana a través de los Instagram Stories.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, está muy en tendencia tras haber sido electa y cuenta con 593k seguidores en la App, o la congresista Alexandria Ocasio-Cortez con 2,9 millones de seguidores a los cuales dijo poco después de haber sido elegida el año pasado que iba a "cambiar todo un poco" al estar en Instagram "más a menudo". Y vaya si lo está, podemos ver cada día su vida tras las stories de esta aplicación.

Ahora los políticos y los activistas se están subiendo al carro de Instagram con la esperanza de ganar el apoyo de los Millennials y la Generación Z, conocedores indiscutibles de las redes sociales antes de las elecciones presidenciales de 2020. Al mismo tiempo, los votantes potenciales están acudiendo en masa a la plataforma. Según la empresa de investigación eMarketer, la base de usuarios de Instagram casi se ha duplicado en los últimos dos años, de 428 millones en 2016 a más de 800 millones en todo el mundo.

Los datos publicados por el Servicio de Investigación del Congreso el pasado octubre, muestran que Instagram está ganando popularidad entre los políticos más rápido que cualquier otra plataforma. La utilización por parte de los miembros de la Cámara de Representantes en Estados Unidos fue de casi el 50% en 2018, en comparación con casi el 25% en 2015. Mientras tanto, más del 70% de los senadores tenían una cuenta en 2018, frente al 36% en 2015.

Captura de pantalla 2019-04-03 a las 16.35.16 

Es en este contexto que debemos esperar ver a más líderes políticos mundiales, y sobre todo, los que están en campaña, utilizando cada vez más Instagram. Nos lleva a la pregunta abierta: ¿estamos ante un nuevo juego de tronos en el que Instagram sustenta el trono de hierro?

Recent Posts

Recibe las novedades del mes: noticias, consejos y tendencias.